objeto-apego-teta

Mi lactancia (XX). El objeto de apego es mi teta

A estas alturas de nuestra lactancia, más de 2 años y medio después de haberla iniciado con mi sufrimiento, mis reniegos y mis demás dramas, escucho frecuentemente todas las teorías de la sabiduría popular acerca de que mi leche ya no alimenta, que lo que esta niña tiene es vicio, que va a ser la única lactante cu...

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.